lunes, 30 de diciembre de 2013

Crónicas en Tierra de Incas y Virreyes - Parte IV

 
 
CRONICAS EN TIERRA DE INCAS Y VIRREYES
PARTE IV
Misiones de la Eparquia Católica Ortodoxa del Rito Bizantino de Lima para todo el Perú
(Pampas de Piedras Gordas - Puente Piedra)
 
 
 
Misión de Piedras Gordas - En la imagen, el Arzobispo Erman Colonia Figueroa de la Iglesia Cristiana Apostólica Católica del Perú, junto al Vladyka Teofano, Juan Manuel Garayalde, Eparca Coadjutor de Argentina de la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava en el Extranjero, en visita de las misiones de la Eparquía Católica Ortodoxa del Rito Bizantino para el Perú, del Proto Eparca Francisak, Ángel E. Moran vidal.
 
 
 
1- INTRODUCCIÓN
Los viajes siempre poseen una tarea especial para nuestra alma. Los mismos nos llenan de nuevas emociones y nacen de ellas pensamientos e ideas que lo acompañan en el regreso. Pocos días fueron los que he permanecido en la ciudad de Lima y sus alrededores, sin embargo, lo poco visto y las fotos que nos recuerdan detalles del viaje que olvidamos, nos hace tener presente todos los días, cuando lo invocamos, los lugares, cerros, calles, un carro transitando, una comida humeante, una noche con sonidos diferentes, la niebla que cubre los cerros, la piedra que se desliza cuando ascendemos, y rostros, cuantos rostros de personas que no se van de la mente de uno. Algunos rostros, se que ya no están entre nosotros, porque se estaban despidiendo, y este indigno sacerdote de Cristo, tomo su mano para orar por su recuperación o por lo que Dios decidiera.
 
En estos pocos días, conocí varias de las nacientes comunidades de la Eparquia Católica Ortodoxa de Lima para todo el Perú, de la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava en el Extranjero, parte del Patriarcado Católico Ecuménico de SB Athanasios 1ro. Aloysios. En este simple informe, quiero mostrar los lugares en los que he estado, y hacerlos parte de mi memoria visual, y espero que aunque sea, puedan internalizar el espíritu misionero que impregna todas ellas.
 
II – Misión de Pampas de Piedras Gordas  - Ancón
 
Empezamos el camino a Pampa de Piedras Gordas, y como bien su nombre lo dice, es una inmensa planicie rodeado de cerros. Ese lugar, ideal para la construcción de un barrio, es hoy un “pueblo nuevo”, lo que en Argentina llamamos “villas de emergencia”. 
 
Tomando varios medios de transporte, una combi que transporta pasajeros como lo haría cualquier colectivo de la ciudad de Buenos Aires, teniendo múltiples paradas. La combi llega con rapidez, desciende el que sería el cobrador  que va en la parte de atrás de la combi, y al descender dice en voz alta y con suma rapidez los nombres de los lugares a los cuales se marchaba. Ningún nombre era familiar para mí. Todos nombres que evocaban el antiguo Imperio Inca, pueblos y regiones que sostuvieron sus nombres con el pasar de los siglos.  Se subía a la combi, y ahí se pagaba con monedas. Así llegamos a la Misión de Pampas de Piedras Gordas.
 
Junto a nosotros, nos acompañaba el Arzobispo Erman Colonia Figueroa, de la Iglesia Cristiana Apostólica Católica del Perú, el Korepiscopo Francisco, Ángel E. Moran Vidal, la Rvda. Yeannete Zeballos, la hermana Nazarea Nancy de Argentina, y quien les escribe.
 
 
El Korepiscopo Francisco, Ángel Ernesto Moran Vidal, avanza en medio del centro comercial de Pampas de Piedras Gordas guiándonos para conocer las comunidades que se encuentran al final del mismo. 
 
 
 
Imagen de las casas precarias que abundan en Pampas de Piedras Gordas. Un habitante del lugar nos informó que no habia mucho tiempo un incendio se llevó la gran mayoria de estas construcciones, teniendo que empezar la reconstrucción casi desde cero.
 
 
 
El predio no posee agua corrientes, por lo que los pobladores se valen de este tipo de recipientes que un camión cisterna llena todos los días.
 
 
 
Comedor comunitario en Pampas de Piedras Gordas.
 
 
El ingreso era un largo pasadizo rodeado de dos muros de negocios de venta de alimentos, ropa, diversas indumentarias, etc. Era el mercado de Pampas de Piedras Gorda, que atendía no solo a los residentes del “pueblo nuevo” sino a los que estaban del otro lado de la carretera, en los cerros. 
Caminamos por es largo pasadizo lleno de comercios y gente comprando, taxis triciclos por doquier, hasta llegar a una persona, referente del lugar que nos acompaño el resto del trayecto.
Cuál es la razón por el cual ese “pueblo nuevo” nació?. Cercano de ese lugar, estaba una cárcel de mucha importancia en la región, y muchos familiares de condición humilde, para no estar lejos de los que estaban tras las rejas, se vinieron a vivir en ese asentamiento humano.
El lugar era y es ideal para crear un barrio bien organizado, pero obviamente requiere la asistencia del Estado, y si no existe poder adquisitivo ni trabajo para la gente de ahí, toda inversión es posible que zozobre. Sin embargo, hay temas de gran importancia, como el suministro de agua que no existe en el lugar (un camión cisterna carga grandes toneles en la puerta de cada casa), y no existen colegios para los niños.  Si, existe uno cruzando la carretera del lado de los cerros, pero los accidentes de auto ha cobrado varias víctimas, entre ellos niños.
Los referentes del lugar, pedían un colegio, lo cual daría también ayuda social.
El colegio, el docente, es quizás la presencia más importante que posee el Estado en una sociedad. Con el docente, llega la enseñanza a leer, escribir, multiplicar, dividir, aprender sobre quienes somos, quienes son nuestros héroes de mármol. Con el docente, nace el ciudadano, nace el compromiso de que vivimos en una sociedad, y no aislados en un lugar teniendo al mundo en contra, principal problema en argentina de las “villas de emergencia” donde al no estar presente el Estado, se genera submundos culturales que tienen como enemigo al resto de la sociedad. Y comienza a morir así el principio de la ciudadanía, de la educación cívica. Así, ya no existirá un país con una tradición común, sin archipiélagos culturales aislados y algunos fuertemente contrapuestos a otros, garantía de conflictos sociales cruentos.
De esta manera, el Korespicopo Francisco se comprometió a impulsar con las autoridades locales la construcción de un lugar para que los niños puedan estudiar, mientras sus padres trabajan. Así fue que días después, me enteré que se puso la piedra fundamental de ese edificio que tanto necesita estas “pampas” de esperanza.
 
 
El Korepiscopo Francisco junto a uno de los referentes políticos del lugar dialogando para mejorar la forma de vida en el lugar.
 
 
Fuimos invitados a tomar un refrigerio por los solidarios habitantes del lugar.
 
 
La delegación con familias del lugar que día a dia luchan por mejorar la calidad de vida de sus familias.
 
 
 
 
III – Misión de Puente Piedra – Ex Colegio William Henry Gates
 
Uno de los principios que rigen a la Eparquia Católica Ortodoxa de Lima que preside el Proto Eparca, Francisco, Ángel E. Morán Vidal, es justamente que donde haya una misión, haya una institución educativa.  Los valores patrióticos y religiosos, van de la mano. Uno no defiende su país sino tiene un espíritu fuertemente cristiano, que sepa entender los vaivenes de la historia pasada y reciente. El perdón es una palabra divina que el cristiano común debe internalizar una y otra vez hasta hacerla parte de su vida, como la oración es a un monje.
 
Por ello, no hay cristiano sin educación, y no hay educación sin valores religiosos que volcar a la persona para que adquiera una ética y una moral frente a la vida. Sin importar la creencia religiosa, la misma transmite una forma única y sagrada de tratar el semejante.
 
 
 
Caminando por calles del barrio de Puente Piedra
 
 
 
Llegando a destino: el ex colegio William Henry Gates
 
 
Así, arribamos a la misión de Puente Piedra, donde nos recibió el Padre Jesús, Ronald Herrera Tagle, al cual sorprendimos trabajando en el lugar. Estaba haciendo de mecánico de un inmenso auto de aquellos que poco se ven pero que son tan confiables a la hora de llevar a la familia. Encima del capo del auto, una virgencita. Habrá estado dudando el Padre Jesús de sus dotes de mecánico y por ello apelo a una autoridad eclesiástica mayor?.
 
 
 
El auto y la virgencita.
La eparquía tiene un mecánico con mucha fe al parecer
 
 
 
Ese antiguo colegio derruido es uno de los proyectos de la Eparquia que con la ayuda de la gente del lugar, se está tratando de reconstruir. El Padre Jesús posee un gran carisma que lo ayudará a llevar adelante este proyecto. Donde nace una escuela, nace la fuerza de un niño de superarse a si mismo, y a atreverse a soñar mundos que descubrirá a través de sus maestros, a través de los libros, o de la computadora que también a pesar de las críticas que recibe ese medio electrónico como herramienta pedagógica, nos abre infinitos mundos.
 
 
 
 
Las antiguas aulas. Sillas abandonadas. Todo un gran trabajo por delante.
 
 
 
Una frase que sobrevivió al tiempo en los muros del colegio, y que nos insta a continuar.
 
 
 
El Arzobispo Erman Colonia Figueroa, junto al Korepiscopo Francisco y su Sacerdote, el Padre Jesús y su señora esposa.
 
 
 
IV – Misión en Puente Piedra – Zapallal
 
 
Nuevamente en la ruta, guiados por el Korepiscopo Francisco. Ninguna misión esta cerca una de la otra. Eso es testimonio del enorme trabajo misional de la Eparquia.
 
 
Transitando por los humildes barrios de Puente Piedra.
 
 
 
El Rvdo. Diacono Esteban, nos espera en la puerta del colegio en Puente Piedra
 
 
El primer colegio bajo la protección espiritual de la Eparquía Católica Ortodoxa de Lima de la Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava en el Extranjero es el Colegio Santiago Apóstol, cuyo Rector es el  Rvdo. Diacono, Esteban, Elmo Salcedo Delgado, quién con escasos recursos armo un colegio muy humilde para niños que vienen de todos lugares de la parte humilde de Puente Piedra.
Lo visitamos también junto con el Arzobispo Erman Colonia Figueroa, que nos proveía de consejos sumamente interesantes para llevar adelantes las misiones.
El colegio tenía unas pocas aulas, con muchas paredes de madera, poco ladrillo. Un patio de tierra, una cocina, un comedor.  Como era mediodía, el Rvdo. Diacono Esteban nos ofreció un almuerzo, que ya tenía preparado, puesto que hacía dos horas había dado de almorzar a sus alumnos.
 
 
 
Patio del colegio
 
 
 
Comedor del colegio donde también fuimos agasajados
 
 
 
El elemento civico fundamental de todo colegio: despertar en los niños el sentimiento puro de amor  por la tierra que los acobija, sus costumbres, su folclore, el recuerdo de los ancestros.
 
 
 
El docente sacerdote, adquiere en estos tiempos una dimensión diferente a la del pasado. Sabemos que gran parte de la educación antigua partió de la casta sacerdotal de todas las tradiciones religiosas. En el caso del Cristianismo, fue en el occidente europeo la Iglesia Romana desde donde se gestaron las universidades medievales, y en el oriente europeo, el mundo ortodoxo desarrollo  los monasterios y complejos educativos que se construían a su alrededor.
En los tiempos actuales, el sacerdote/docente debe volver a pisar los barrios más humildes, porque son los que están más alejados de una educación más integradora, más cívica. La educación que se imparte a la gente humilde, posee una fuerte carga de asistencialismo, estigmatizando a los que lo reciben. 
 
 
El sentimiento que nos eleva a todos, y que nos hace trabajar sin descando con el corazón lleno de alegría
 
 
El Arzobispo Erman Colonia Figueroa junto al Vladkya Teofano, el Rvdo. Diacono Esteban y el Korepiscopo Francisco en una de las aulas del colegio
 
 
El Misionero del siglo XXI, en América Latina, debe apostar a la educación, brindando la formación  básica en matemática, castellano, geografía, historia, ciencias naturales, mas la formación física, cívica y espiritual. De esta manera, la Iglesia mantiene la unidad en Cristo de todos los ricos, pobres, trabajadores, desempleados, familias, madres solteras, huérfanos,  brindando los mismos conocimientos, una tradición común, un pensar común y las fuerzas que Cristo nos puede dar si invocamos su nombre.  La responsabilidad pasa luego al Estado que debe brindar oportunidades parejas para todos, combatir la corrupción, comprometer a las empresas en ayudar  con programas de formación profesional que también beneficien la formación de sus futuros empleados y consumidores.
Ese día salimos del colegio del Rvdo. Diacono Esteban sintiendo que estábamos transitando verdaderos caminos de Cristo, sin improvisaciones, con pureza espiritual y compromiso verdadero con los niños.
 
...continúa.
 
 
La escuela nos retrotae a todos a esa etapa de nuestra vida, donde con pureza aprendiamos a amar los símbolos patrios, a cantar las canciones que siempre tenían al cielo como protagonista
 
 
 
El Rvdo. Diacono Esteban junto al Vladyka Teofano y encima un cartel que evoca una de las funciones mas importantes del docente: el recuerdo de nuestra historia, de aquellos que forjaron un gran pais como el Perú
 
 
Xristos Anesti!
+Vladyka Teofano, Juan Manuel Garayalde
Eparca Coadjutor de Buenos Aires
Iglesia Ortodoxa Bielorrusa Eslava en el Extranjero
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario